Sunday, March 13, 2011

Already March Continued


Sin embargo, hay nuevos despertares en esta vida y en mi corazón. Si no hubiera habido divorcio, yo nunca, nunca, habría buscado empleo como profesora de español en un instituto duro del centro de la ciudad, donde, incluso ahora, mirando mis propias manos a veces me choca cuán blanca soy, tanto física como culturalmente. He tenido que hacer frente a todos mis peores temores como madre, maestra y persona. Y no he fracasado. Soy más de lo que solía ser para nuevas caras. Hay un cajón en mi escritorio para emergencias médicas y femeninas de mis estudiantes porque a menudo los recursos no están en sus casas. Hay un armario para platos de papel, utensilios para el uso de la comida extra que les llevo de casa. Hay un cajón con envases con el nombre de cada estudiante así puedo llamar a cada uno, con la excusa de que "he sacado su nombre" todos los días, para interactuar. Hay música, las bromas, la seriedad y el objetivo: una oportunidad para la reforma. Una esperanza para cambiar profundamente una comunidad.
Still, there are new awakenings in this life and in my heart. Had there been no divorce I would never, repeating never, have sought employment as a Spanish teacher at a tough inner-city high school where. Even now, I look down at my own hands an am shocked at how white I am, both physically and culturally. I have had to face all of my worst fears as a mother, a teacher, and a person. And I haven't failed. I am more than I used to be for a different set of faces. There is a drawer in my desk for my students’ medical and feminine emergencies because often those supplies are not at their homes. There is a cabinet for paper plates, utensils to use for the extra food that I bring them from home. There is a drawer with containers with every student’s name so I can call on each one, with the excuse of “drawing his or her name” daily, to interact. There is music, silliness, seriousness and purpose - a time for reform. A hope to impact a community.

2 comments:

  1. Dice el refrán español: "No hay mal que por bien no venga"....
    No sabemos nunca lo que la vida nos va a deparar...y en tu caso te vuelves a sentir realizada...te sientes válida, muy válida y superas barreras y obstáculos.
    Todo tiene su reconpensa...no lo dudes.
    Un abrazo muy fuerte. Besos.

    ReplyDelete
  2. Qué bellas palabras, Mary. No sabía que hacías esto en tu vida, gracias por compartir. Me ha impactado mucho lo que haces por tus alumnos. De verdad que necesitan dedicación propia.
    Recuerdo mis tiempos de maestra, era más que otra cosa, asesora legal, promotora de sus derechos, pañuelo de lágrimas de muchas madres, y ahora me siento en mi castillo (de papel), pero lo cierto es que siento que como madres primero hay que echarle tiempo y ganas a los tuyos, y luego, si Dios aún nos dá vida y energías, volveremos quizá al pie del cañón a ayudar a los demás.
    Te he echado de menos y es que se me escapó tu blog del reader cuando cambié, creo que nunca lo puse se me pasó, pero he vuelto a asomarme a tu ventana.
    Besos,

    ReplyDelete